Kinesiología para aliviar los dolores


espalda (2)     Dentro del pensamiento filosófico de la Medicina Tradicional China, el ser humano es una parte integrada de un gran todo. La dualidad del yin y el yang, los cinco elementos y el chi o energía vital, fuerza de la vida que impulsa todas las células del cuerpo. Esta energía sostiene, alimenta y defiende a la persona en su conjunto contra las enfermedades mentales, físicas o emocionales. El flujo de energía invisible e intangible fluye alrededor del cuerpo por canales llamados meridianos, de los cuales hay 14 principales y otros menores. Entre todos conforman una red que distribuye esa energía a los órganos y las diferentes áreas del cuerpo.

     Cuando el chi fluye libremente por los meridianos el cuerpo está equilibrado y sano, pero si la energía se bloquea, estanca o debilita, puede dar como resultado una pérdida del bienestar físico, mental o emocional. Estas energías pueden desequilibrarse por varios factores: externos, como el frío, la humedad, la alimentación y otras causas que pueden conducir a la aparición de enfermedades; o factores internos como la tristeza, el miedo,  las preocupaciones o un exceso de ira que pueden llevar a desestabilizar al ser humano como individuo.

     Con Kinesiología podemos detectar la energía de los meridianos a través del test muscular, ya sea un exceso o un déficit. Desde los años 70 cuando se desarrolló la relación entre músculos, meridianos y sus órganos correspondientes, viene siendo la técnica más sencilla y eficaz para identificar  la energía sutil del cuerpo humano. Un bloqueo en la energía de algún meridiano puede conducir a un desequilibrio en su órgano asociado y esto se registrará en el músculo relacionado mostrándolo como una debilidad, cuando el kinesiólogo hace el test en este músculo obtiene la información de un músculo inhibido si hay bloqueo o fuerte si la energía fluye correctamente.

     Frecuentemente un bloqueo en la energía de los meridianos produce dolores localizados en la zona por donde pasa dicho meridiano y provocando una movilización de la energía es posible crear un alivio, ya que ayuda a la misma a fluir libremente. Por ejemplo, muchos dolores de cabeza pueden proceder de un desequilibrio en el meridiano de vesícula biliar, puesto que en su recorrido pasa por algunas áreas de la cabeza y suele ser donde se notan las molestias.

     Por otro lado, a veces el bloqueo de la energía está relacionado con factores emocionales y aunque físicamente aliviemos el dolor, necesitaremos ir a su origen para que no se repita. Mediante el test kinesiológico podremos identificar la emoción asociada y en que momento de la vida de la persona sucedió algún evento traumático o impactante que ha llevado crear su malestar en el momento presente. Una vez tenemos esa información podemos liberar la emoción para sanarla. Debemos tener en cuenta que las emociones en sí, no son malas ni buenas, lo que afecta es cómo la persona las vive, las expresa o digiere. Como pauta general se puede mencionar que muchos dolores de cabeza y tensión del cuello están relacionados con el control o la hostilidad. Las rodillas frecuentemente se relacionan con el miedo a perder o con la imposibilidad de avanzar en la vida. El lado derecho del cuerpo es el masculino y el izquierdo el femenino. En el dolor dorsal muy a menudo está involucrada la rabia. El dolor en la zona lumbar es muy frecuente la rabia antigua y en la cadera el resentimiento.

     Obviamente hablamos de dolores cuyo origen no es una lesión, golpe o accidente, en cuyo caso deberíamos visitar a un especialista. Pero incluso en estos casos, el hecho de liberar la emoción del malestar que nos produce ese dolor ya nos va a ayudar mucho en su recuperación.

     En la técnica Kinesiológica existen varias herramientas específicas que nos ayudan a aliviar los dolores de todo tipo: musculares,  de articulaciones, cabeza, muelas, estómago, etc. Hay técnicas como el Recorrido de un meridiano para el dolor reciente y agudo, técnicas como el Tapping para dolores crónicos. Técnicas que nos ayudan a movilizar el sistema linfático permitiendo así eliminar las toxinas. Y técnicas que, tocando determinados puntos reflejos nos ayudan a generar endorfinas, el analgésico natural que produce el cuerpo.

     Todas estas técnicas y muchas otras se pueden aprender en el curso Intensivo de Kinesiología (1-5 agosto 2016), o en el curso de Kinesiología 5 Elementos (de octubre 2016 a febrero 2017) en la ciudad de Valencia.

     La visión de la Kinesiología es holística y considera al ser humano en todos sus aspectos, por ello en estos curso se aprenden técnicas para equilibrar a la persona en todos sus niveles. Desde el nutricional detectando las intolerancias o alergias; el emocional, aprendiendo técnicas muy eficaces que nos ayudan a liberar traumas del pasado, presente o futuro; el físico o estructural que te ayuda a mejorar la postura, aliviar dolores, etc. a través del aprendizaje y equilibración de 14 músculos; y el energético donde se aprenden las bases de la Medicina Tradicional China y las leyes de los 5 elementos. Todo ello está compilado en un curso sencillo, de fácil aprendizaje y apto para cualquier persona que tenga interés de ponerlo en práctica aunque no tenga ningún conocimiento previo. Estas Formaciones de Kinesiología te capacitan para trabajar profesionalmente,  para incluirlo en tu consulta si ya eres terapeuta o simplemente para llevar el bienestar a tu familia y amigos.

Olga Lava