Kinesiología del Alma


     El alma mantiene archivadas todas las memorias de las experiencias de nuestra vida y dependiendo de como sean estas experiencias nos afectan de modo favorable, cuando tenemos registros de felicidad que ayudan a elevar la frecuencia y la capacidad de creación utilizando las conexiones para desarrollar habilidades y capacidades evolutivas; o de un modo desfavorable cuando las memorias provienen de haberse roto la interfase cuerpo y alma por shocks o traumas que impiden acceder a la energía superior.

     Nosotros somos el resultado de la siguiente interacción:

1. Un cuerpo con su ADN e inteligencia que dispone de unas cualidades. Algunos son registros de felicidad que elevan la frecuencia y otros son programas de supervivencia basados en memorias de miedo, ira o desconfianza que nos condicionan y nos alejan de vibrar en amor y fe, y por tanto hacen que descienda la calidad de vida.

2. Un alma como transmisora entre el cuerpo y el Ser en la que hay registradas múltiples experiencias de la vida, tanto de la actual como de vidas pasadas; con múltiples registros de felicidad, así como las vivencias de diferentes programas limitantes.

3. El espíritu o Conciencia del Ser: que es la conexión con lo transcendental, con la divinidad y cuya influencia nos va conduciendo en este y otros planos por siempre.

384733 412738098784100 1000226675 n

     Con el fin de restaurar la interfase CUERPO-ALMA, se creó esta técnica que combina las siguientes herramientas:

     Biomagnetismo Holográfico, llamado así porque se descubrió que hay mapas holográficos o combinaciones de imanes que están relacionadas específicamente con la genética y el alma misma. Cuando se restablecen todas las conexiones entre el cuerpo y el alma, todos los hongos, virus, bacterias y párasitos desaparecen al proporcionar un nuevo equilibrio en todos los niveles.

    Kinesiología, que nos facilita la herramienta de comunicación (Test muscular) con el inconsciente y la Supraconciencia con una gran fiabilidad. Asimismo nos provee de un protocolo sistematizado capaz de adaptarse a la particularidad de cada Ser. Con ello somos capaces de detectar los sistemas en desequilibrio y lo que es muy importante: La forma de sanación más adecuada para armonizar facilitando así que consigamos nuestros objetivos de vida.

     Terapia Multidimensional, éste es un sistema que nos permite limpiar los programas de limitación que la persona está viviendo y retirar las energías de baja vibración para poder conectarse con su Ser Superior y Divino, manifestando así todos los códigos crísticos del Arquetipo Divino. La combinación de Mudras y Puntos Maestros para decodificar los sistemas (Inmunitario, Endocrino, Chacras, Órganos, Glándulas etc.) individualmente y sus relaciones y así poder tratarlos de forma precisa particularmente o por conexiones establecidas entre ellos. Siempre por prioridades trabajamos en las diferentes dimensiones del Ser Humano.

     Integración Emocional, como complemento de esta técnica para gestionar todas aquellas emociones que se generaron en el evento traumático. Es imprescindible poner paz y reconciliarse con lo que sucedió para poder traer el perdón a nuestras vidas, cambiando la percepción y la actitud que tenemos sobre ello. De este modo se gana compresión y conciencia que es la clave para disolver el sufrimiento. Y como consecuencia de este proceso, la estructura del alma volverá a acoplarse completamente en la persona, restaurándose todas las conexiones energéticas que hubieran dañadas entre el cuerpo físico y el alma.

  En definitiva, este es un Sistema Evolutivo que permite elevar a las personas, consiguiendo que su físico sea más saludable, que su inteligencia emocional crezca, que su mente tenga ideas más brillantes e ideales más elevados.