Psych-K®


     ¿Te has parado a pensar alguna vez qué creencias tienes acerca de ti, de tu vida, de las relaciones o del dinero…? ¿Dirías que esa forma de pensar te beneficia para conseguir lo que quieres en la vida o por el contrario está limitando tu potencial?

 

hermandadblanca universo-mente-fractal-geometria-sagrada

 

     Las creencias crean comportamientos y son la fuente de nuestros patrones en la vida. Las creencias no son buenas ni malas lo único que sucede es que algunas se quedan anticuadas y ya no nos sirven, en vez de ayudarnos nos limitan y frenan para conseguir nuestros objetivos en la vida. La mayoría de las personas consideran difícil cambiar sus patrones porque las afirmaciones positivas o la fuerza de voluntad no son suficiente pero con Psych-K® es fácil cambiar las creencias y en consecuencia los hábitos. Esta una técnica poderosa, eficaz y sencilla que te permite cambiar una creencia limitante en cuestión de minutos por otra que sea beneficiosa para ti.

     Las creencias se generan a temprana edad, en realidad el aprendizaje del niño comienza en el útero y éste es un aprendizaje biológico que el bebé utiliza preparándose para nacer y enfrentarse al medio que le rodea, como nos cuenta el Dr. Bruce Lipton en su libro “La biología de la creencia”. Toda la información que el bebé recopila durante la gestación la utiliza cuando sale al exterior y se refuerza una y otra vez, así, lo que hace hasta un periodo de 6 o 7 años es aprender a sobrevivir en ese entorno. Y no solamente aprende con lo que escucha sino con lo que ve y después copia pues los investigadores llegaron a la conclusión de que el bebé puede aprender comportamientos complejos con el simple hecho de observar. De forma similar, los comportamientos, las creencias y las actitudes que observamos de nuestros padres se graban en el cerebro con tanta firmeza como las rutas sinápticas de la mente subconsciente. Y una vez que la información se almacena en el subconsciente, controla nuestra biología durante el resto de nuestra vida… a menos que encontremos una manera eficaz de cambiarla.

     Dada la precisión de almacenamiento de conductas, imagina las consecuencias que tiene que un padre le diga a su hijo: “no vales…” “no te mereces nada…” “no puedes…” “ojalá no hubieras nacido…” “no eres importante…” “nunca conseguirás nada en la vida…” quizá en un estallido verbal causado por un enfado, ignorando que esa información se grabará en el subconsciente como “verdades absolutas”. En una temprana edad la conciencia del niño todavía no ha evolucionado lo suficiente para discernir que esos comentarios no son necesariamente características de su ser, se asumen creencias como éstas que se convierten en verdades y que moldearan de forma inadvertida el comportamiento y el potencial del niño, debilitándolo, haciendo que se sienta incapaz y pierda la confianza en sí mismo. Comportamientos que más tarde se reafirmaran en la escuela por los profesores y otros alumnos al escuchar de nuevo “eres lento…” “eres tonto…” etc.

     La buena noticia es que el subconsciente es moldeable, y se pueden cambiar las programaciones que traemos con nosotros desde la infancia. Si la gente cambia su sistema de creencias, cambia su comportamiento, y como consecuencia, cambia su mundo exterior. La vida puede cambiar profundamente si cambias tu sistema de creencias porque te guste o no el resultado de tu vida es la consecuencia de lo que tú crees.

     Cambiar una creencia te puede ayudar enormemente pues los efectos que produce son asombrosos. Se han conseguido cambios fisiológicos interrumpiendo procesos de enfermedades, incluso llegando a desaparecer para siempre, a causa de la interrelación que existe cuerpo-mente. Hoy en día la neurociencia corrobora esta conexión. Y a otros niveles se consiguen cambios que te permiten experimentar tu vida con más alegría y felicidad, mejorar tus relaciones con otros y contigo mismo, conseguir las metas que te propongas.

 

IMG 0144

 

     ¿Qué es Psych-K®?
     Es un conjunto de procedimientos desarrollados por Robert M. Williams en 1988 a partir de diversas disciplinas como Hipnosis, PNL, Kinesiología y Digitopuntura. Se basa en años de investigación en relación con el cerebro dividido (Brain Dominance Theory). La idea según Williams consiste en reducir la resistencia para introducir una nueva creencia y después interiorizarla fácilmente a través de varios procesos que integran los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro.
     Ven a probar una sesión de Psych-K® y cambia todas las creencias que te están perjudicando, libérate de ellas y transfórmalas en otras más adecuadas para ti y para el momento que estés viviendo, otras creencias que te apoyen y saquen todo tu potencial. ¡Tú tienes el poder de cambiar!