Taller de Constelaciones Familiares


 

     Las Constelaciones Familiares es una técnica que normalmente y mayormente se hace en sesiones grupales de unas 10, 15 o 20 personas (aconsejable), y que también se puede hacer individualmente, se difieren una de otra en la energía considerable que aporta el grupo a la sesión y por el otro lado la privacidad para aquellos que aún no se atreven por la razón que sea a mostrarse en público., Ambas opciones son más que válidas y traen beneficios al que constela.

 

 

     El Alemán Bert Hellinger fue el que las dio a conocer hace más de 20 años, por supuesto desde aquél entonces hasta la fecha han sido muchos los cambios que él mismo hizo en el procedimiento de las sesiones, pero siempre con la misma base, los tres pilares u órdenes en el que la familia se sostiene, que los podríamos resumir así:

Sentido de pertenencia, el orden y el equilibrio.

     Comprendiendo el sentido de las palabras Constelaciones, conjunto de estrellas que se agrupan y se mantienen fijas en plena armonía, y Familiares, relativo a la familia, podemos sentir como una posible técnica para que el núcleo familiar al que pertenecemos este estable, unido o no, pero si en armonía para que haya un perfecto orden y funcionamiento de la energía y ésta no se desequilibre.

 

El sentido de pertenencia o no exclusión nos habla de que cuando nacemos nos vemos inmersos en un núcleo familiar formado por nuestro padre, madre y hermanos si los hubiera, y ahí crecemos rodeados de una energía que a modo de inconsciente familiar nos va modelando a su manera para que el clan se reconozca, su particular manera de ver la cosas, de comer, de vestir, de reaccionar a las diferentes circunstancias de la vida, etc., ahí, se forja el sentimiento profundo de pertenencia, ahora si crecemos y salimos de esa energía, por simple ley de vida, habrá un sentimiento de traición en mayor o menor medida, por ejemplo, si nuestra familia es carnívora y nos volvemos vegetarianos, si son aficionados a algún partido político o equipo de fútbol y a nosotros nos gusta otro equipo o ideología, si son religiosos y nosotros no, etc.,  siempre habrá de fondo un sentimiento de traición o no lealtad a la familia que nos impedirá u obstaculizará llegar a disfrutar de aquello que elegimos libremente y que aparentemente va en contra del modo de actuar del clan, pudiendo sentir que no somos válidos o estamos excluidos. En muchos de estos casos el sistema se sana con el reconocimiento de la valía del individuo y el apoyo incondicional de la familia que siempre apoya al hijo sea cual sea su decisión puesto que es ley de vida que el hijo supere en todo a sus progenitores, para ello en Constelaciones Familiares se suelen usar varias herramientas que siempre van a depender y desarrollarse en una u otra dirección según la experiencia del facilitador, usando lo que Bert Hellinger llamó frases o palabras sanadoras, que puede ser cualquier frase, decreto, palabra, u onomatopeya que sea acorde a ése particular momento y persona, puesto que no hay frases tipo, no hay frases fijas, no hay palabras imprescindibles.

 

El Orden en la familia: esto aunque es algo básico que la mayoría comprendemos nos vamos a dar cuenta que no siempre es tan frecuente el que este en perfecto orden……, aquí nos habla de un orden casi numérico, puesto que el padre ocuparía el primer lugar, la madre el segundo, este orden es genérico y el mas usual, si bien es cierto que ahora en la sociedades es mas frecuente que la madre sea la que lleva el dinero al hogar, con lo cual habría que contar y se invertiría el orden pasando ella al ser el primero y el hombre el segundo, luego estaría el primogénito que estaría a la derecha de la madre,  el segundo hijo a la derecha del primogénito, , y así sucesivamente, guardando el lugar y el puesto que algún hijo que muriera o no llegara a nacer en el caso de los abortos por ejemplo, así, si entre el primogénito y el segundo hijo hubo un aborto, éste sería el segundo y ocuparía ese lugar en la familia pasando pues a ocupar el tercer lugar en el orden de hermanos el que ahora creía ser el segundo. Esto siempre se ve modificado cuando por ejemplo, el primogénito trata de posicionarse en el lugar del padre o por el contrario se sacude la responsabilidad y se posiciona como el segundo o tercero…., o cuando la madre se deja manipular por la hija, se posiciona como amiga en vez de como madre, etc., o cuando por circunstancias de la vida esos mismos ejemplos se dieron por fuerza mayor, que el padre estuviera ausente y el primogénito hiciera las funciones de padre, que la hija tuviera que cuidar a la madre por enfermedad, que el tercer hijo sea de naturaleza más fuerte y le tocara defender a sus hermanos mayores,…., en cualquiera de los ejemplos tenemos claro que no sería el orden correcto y que a la larga el roll invertido dará muestras de debilidad queriendo inconscientemente estar donde realmente le corresponde, en el caso del primogénito que ocupa el lugar del padre quizás tenga problemas serios para encontrar una pareja estable, pues siempre buscará a la madre, en el de la hija pudiera tener un comportamiento infantil o de competitividad frente a las mujeres,….., aquí, devolviendo conscientemente los roles que corresponden a cada uno y posicionándolos en su lugar se sanaría el sistema familiar.

 

El Equilibrio se dividiría en dos partes, el de la familia y  el de la pareja, aquí nos hablaría en el primer caso de la familia, en el equilibrio que tiene que haber entre el dar y el recibir, donde vemos que los padres Siempre serán los de dan y los hijos los que reciben, los padres son los que por ley de vida darán todo el amor y las atenciones que los hijos necesiten siempre, cuidados, educación, manutención, consejos, etc., y los hijos por su parte tendrían normalmente que dejarse cuidar y atender por ellos, no imponiendo a sus padres nada que no les corresponda, por supuesto siempre como decimos puede haber excepciones pero lo normal sería que los hijos no mantuvieran a los padres en ningún modo salvo fuerza mayor…., la arrogancia, el orgullo negativo, el control y otras formas de ego mal enfocado son las maneras frecuentes en las que caen los hijos posicionándose encima de los padres…, en constelaciones se trabaja hasta que todos los individuos del núcleo familiar se sienten bien posicionados ocupando el lugar que les corresponde, comprendiendo, aceptando, perdonando si es el caso, devolviendo los roles a quien corresponda e integrando la armonía que se genera cuando el orden esta establecido en un nivel energético sembrando el mayor beneficio a nivel práctico para el que constela y su familia; En cuanto al equilibrio del dar y recibir en la pareja hablaríamos de que lo bueno para que funcione bien sería un 50% en el dar y un 50% en el recibir, pero cuantos de nosotros somos conscientes de ello?, generalmente no nos damos cuenta de cómo se mueve la energía en nosotros cuando por ejemplo nuestra pareja se suele ir con sus amistades en tiempo de hogar y nos quedamos en casa esperando o no, pero en casa y pensando en que a nosotros también nos gustaría salir pero no salimos cediendo ese espacio a la pareja, aquí lo lógico sería que si cualquiera de los dos sale, el otro también lo hiciera si le apetece, si no, tendría que darse a si mismo ese tiempo de hacer algo que le agrade pero dentro del tiempo que normalmente se comparte en el hogar con la pareja, si esto no se equilibra inconscientemente habrá una separación donde poco a poco se reflejará en el presente. Aquí mediante las constelaciones suelen verse esos comportamientos, egoístas, manipuladores, inmaduros, soñadores, etc., que a veces tenemos con estas parejas y viéndolo desde fuera nos damos cuenta y podemos cambiarlos.

 

 

     Las bases de la técnica:

     La dinámica habitual de una constelación familiar grupal suele ser sencilla y similar en la gran mayoría de los casos, según Bert Hellingert se establecerían unos requisitos básicos como: Abrir la sesión una vez todos los participantes están presentes e informados del funcionamiento de estas; el no abandonar ningún participante la sala mientras se está desarrollando la constelación; la persona que constela su tema solamente dará una breve nota sobre el mismo evitando detalles (esto puede condicionar a los representantes); una vez expuesto el tema, la persona sacará aquellos representantes que el facilitador le diga (por ejemplo una persona que hará del padre, otra de la madre, otra de…., y otra para ella misma), la persona que constela se sienta para ver cómo se desarrolla; una vez sacados los primeros y con el rol que les haya pasado la protagonista, con unas breves pautas del facilitador, se moverán, hablaran o expresarán su sentir libremente, dejándose llevar por su sentimiento, será el facilitador quien si lo considera necesario moderará y actuará para ir aclarando  y/o sacará más representantes para seguir la sesión; una vez que ya esté en vías de resolverse o cuando el facilitador lo considere necesario meterá a la protagonista y sacará o no de la escena a la persona que la representaba, para que así se integre más el movimiento en ella.

 

Estos talleres se realizarán una vez al mes, siempre en sábado o domingo. Consulta el calendario para ver cuando es el próximo taller.

El horario dependerá del número de personas que participen y cuánto se pueda alargar cada proceso, pero aproximadamente sería de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 h.

El precio para Valencia: Consteladores 50 € – Representantes 25 €

El precio para Madrid: Consteladores 60 € – Representantes 30 €

Facilitador: Atit Dharma Das

Información y reservas: 649 104 786