Esencias Florales


Las indicaciones de uso que a continuación se detallan, no tienen que ver con la acción directa sobre dolencias, ya que las Esencias Florales no tienen acción bioquímica o principio activo, sino que su actuación es de incidencia emocional, siendo de utilidad contrastada (como reconoce la O.M.S. desde 1976) en los procesos anímicos y emocionales asociados a todo tipo de desequilibrios de los seres vivos. Las esencias pueden usarse sin riesgo, ya que por su tipo de actuación, no hay posibilidad de sobredosis, efectos secundarios o dependencias, ni incompatibilidades con otros medicamentos. Pueden ser usadas en cualquier edad e igualmente se pueden aplicar a plantas y animales.

Independientemente del medicamento o la terapia que se esté siguiendo, las esencias potencian el proceso de curación, más en ningún caso pueden reemplazar un tratamiento o prescripción médica.

 

flores cuenco


¿Cuál es el proceso de obtención del Remedio Floral?

 

En lo posible se trabaja por la mañana temprano, cuando las flores se encuentran cubiertas de rocío, ya sea en el campo, como en las zonas cultivadas.

Se recolectan flores completas, abiertas pero no pasadas, en algunos casos se recolectan los capullos. Las mismas se colocan en un recipiente de vidrio ó cristal liso, en algunos casos se pueden utilizar frascos de boca bien ancha y tapa rosca, a los que previamente se le ha agregado una cantidad de agua de manantial, y de no ser posible esto, de agua mineral sin gasificar.  Las flores se depositan en el agua previamente colocada del recipiente o frasco, no se hunden especialmente, y el recipiente se coloca al sol cerca de la o las plantas de donde se han obtenido.

El tiempo de exposición al sol varía según el preparador y la intensidad solar, y va desde 66 minutos a varias horas. En ese tiempo, el Sol transferirá la energía, cualidades curativas y el mensaje individual de cada flor al agua, con la que se preparará la Tintura Madre.  Terminado el tiempo deseado, se filtra el agua obtenida con algún elemento muy puro, y se coloca en un frasco de vidrio color caramelo, verde oscuro, ó azul intenso, al que previamente se le ha incorporado el 50% de coñac o brandy. Si somos muy puristas y lo podemos obtener, será orgánico, sino es suficiente que sea una calidad mediana de marca reconocida.  Se completa el frasco con el agua que ha recibido la energía floral, y allí tenemos nuestra Tintura Madre.