Rosas de A. Korte

“Si tan solo pudieramos ver el milagro de una sola flor, nuestra vida entera cambiaría”

Budha

 

Las Esencias de Rosas creadas por Andreas Korte representan un sistema completo y diferente en la sanación y el crecimiento consciente. Nos ayudan a cambiar, a evolucionar como personas, haciéndonos ver cada circunstancia como una oportunidad para crecer, encontrando nuestro lugar, relacionándonos con los demás y con nuestro entorno. Todas las esencias de rosas nos ayudan a abrir el corazón.

 

 

  1. Rosa Japonesa – Roxbourghii

Para personas osadas y preparadas que tienen que aprender el principio de la confianza en el amor. Nos regala modestia y humildad, aprendemos a usar nuestras espinas solo cuando es indispensable.

 

  1. Rosa Canela – Rosa mayalis

Trabaja en la misma dirección que la rosa japonesa, pero nos ayuda a trasmutar en amor, no solo el miedo o la falta de confianza, sino la inevitable amargura que se instala en nosotros, cuando faltos de esperanza, no vemos salida alguna y nos sentimos solos, heridos y abandonados.

 

  1. Oro de la Primavera – Spinosissima

Esta rosa actúa sobre las energías bloqueadas en el plexo solar, posibilitando que se restablezca su conexión con el chacra del corazón. Nos ayuda a equilibrar armónicamente nuestra autoestima. Cuando nos amamos podemos sentir, irradiar y generar amor por todos y por todo.

 

  1. Rosa Salvaje Híbrida – Pruhoniciana

Esta rosa ayuda a que todo el amor que hemos absorbido a lo largo de nuestra vida, de forma consciente o inconsciente, pueda reintegrarse a la tierra y fluir. Nos brinda más constancia en un mundo lleno de contradicciones.

 

  1. Rosa Manzana Híbrida – Sara Von fleet

Esta rosa actúa directamente sobre el corazón y lo abre a la experiencia de amar, sin esperar nada a cambio. Nos ayuda y predispone al amor incondicional, aprendiendo a dar amor sin atarlo a expectativas.

 

  1. Rosa rugosa – Recuerdo de Philemon Cochet

El verdadero amor unifica cuerpo, alma y espíritu. Esta rosa nos acerca a la experiencia de esa unidad. Permitimos que el amor irradie a través de todo nuestro ser, hacia la cabeza y los centros superiores.

 

  1. Rosa Tibetana de Montaña – Rosa moyesii

Es un buen símbolo de lo que es el amor en sí mismo. Un amor que no se puede expresar en palabras, sino solo a través de la belleza y el silencio. Aprendemos a aceptarnos y a amarnos a nosotros mismos mejorando nuestra autoconfianza y nuestra alegría de vivir.

 

  1. Rosa Verde – Rosa chinesis veridiflora

Cuando nos sentimos fuertemente restringidos y bajo presión, la rosa verde nos ayuda a desarrollar más serenidad y tranquilidad. Libera y abre el corazón.

 

  1. Rosa Reina de Dinamarca – Rosa alba

La esencia de la Rosa Alba nos ayuda a liberarnos de las heridas emocionales, quitándonos las “espinas” de nuestro corazón para liberarnos de antiguos dolores.

 

  1. Rosa de la Provenza – Rosa centifolia

Cuando sufrimos aparentes contradicciones la esencia de la Rosa de la Provenza nos ayuda a superarlas. Une el corazón con el intelecto.